Agosto 2019: Avilés, Lugo y León

Moteros de Zizur

Agosto 2019: Avilés, Lugo y León

10 septiembre, 2019 Sin categoría 1

Y de nuevo llegaba la esperada escapada anual de los moteros de Zizur. Realmente ya empieza a haber bastantes escapadas anuales, que si a Medinacelli, Valencia, Jerez, Alcañiz… pero bueno, esta es la que más espero en el año, ya que es a la que suelo ir.

El tema es que como las escapadas crecen… las disponibilidades decrecen. El año pasado nos apuntamos 12 a la escapada de Agosto y este año solo cuatro. Como todo, tiene sus ventajas y sus desventajas. Entre las ventajas, todo se organiza más rápido, no hay reservas para comer o cenar a las que hay que llegar y seguro que cuatro motos se aparcan mucho más fácilmente.

Este año Jesús se había apañado por una ruta de cuatro días/tres noches con paradas en Avilés, Lugo y Leon. En medio los consabidos puertos rescatados de un mapa que se estira como un chicle y que siempre da para nuevas rutas y curvas en el recorrido.

La primera jornada discurrió entre Zizur y Avilés. A las 8 de la mañana estábamos con todo preparado en Zizur y como no había llovido en un mes… ese día amenazaba ruta.
Pero a lo que hemos venido… ruta por la autovía hasta Amurrio y a partir de ahí internarnos por los valles de Vizcaya y Cantabria para salir hasta el Valle de Mena y hacia el norte a comer a Cangas de Onís. Ahí se nos torció un poco la ruta, ya que apareció el temido efecto Fhoen y decidimos recortar un poco la ruta para salvar la lluvia.
Al final llegada a Avilés y salida a cenar por la zona. Eran fiestas, así que hicimos una inmersión en la fiesta y algunos pinitos con la sidra. Para cenar menú para tres, que tal y como comen por esta zona teníamos más que suficiente.

Al día siguiente se me ocurrió poner el gps en modo curvas para salir de Avilés y encaminarnos hacia el puerto de Leitariegos. Errorrrrr…. El gps nos metió por todas las curvas habidas y por haber en una zona de pueblitos y huertas y después de alguna mirada y tal y tal… decidimos poner la recta hasta Grado.
Desde allí teníamos puertos hasta Leitariegos y luego una carretera un poco incierta que nos llevaría por las montañas de Lugo a Fonsagrada y al mismo Lugo.
La verdad es que la carretera estaba perfecta y disfrutamos de un gran día de puertos y curvas. Para comer paramos en una fonda donde nos autoservimos tomates de la huerta y la posadera nos sirvió un plato de costillas… bueno, bonito y barato.
A la noche, estábamos decididos a visitar Lugo y conocer un poco la ciudad… pero nos paramos a echar una cerveza en una terraza y entre los precios y las tapas nos quedamos a cenar.
La vuelta por la ciudad se quedó para bastante más tarde y ya a oscuras.

La tercera jornada nos iba a llevar a Leon. Mas curvas. Hicimos la ruta de los Ancares en la zona entre Galicia y Leon. Salimos de Lugo por el alto de San Roque y el puerto de Ocebreiro. A la bajada del puerto comenzaba la ruta entre montañas y pueblitos hasta llegar a Piornedo, lugar donde todavía quedan las casas típicas de galicia llamadas «Pallozas«. Desde allí por el puerto de Ancares comenzamos la ruta hacia León, no sin antes pararnos a comer un txuletón en Vega de Espinadero.

Llegamos a Leon con la duda de si cenar en restaurante Ezequiel. La verdad es que nos apetecía mucho después del intenso día de curvas, algo de mala carretera y calor, pero estábamos debatiendo entre esto y las tremendas cantidades que ponen en este restaurante. Al final, como siempre, ganó el estomago y con la intención de no cenar mucho nos plantamos allí. Al final… lo de siempre.

Y el último día vuelta a Pamplona. Autovía hasta Burgos y después carretera del Camino de Santiago hasta Puente. Comida y vuelta a Pamplona a planear la del año que viene.

Un comentario

  1. Ajm dice:

    Muy buena cronica!! Has dado en el clavo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*